diseñar

no es una profesión sino una actitud.

Lo divertido

de ser Diseñador

es hacer algo original…


cambiar la cara de tu Web… hacer imágenes que nadie haya visto antes. Y la única forma de hacerlo es evitar lo que la cultura y la tradición te dicen que es bueno. No hay nada bueno. Lo bueno es producto de lo que realiza la función y hace el trabajo.

Bob Gill